Andalucía y su consejería de empresa

Martes, 2 de junio de 2015

Andalucía no cuenta en la actualidad con ninguna Consejería de empresa, la tuvo, pero hasta 2010. En ese año fue desgraciadamente suprimida y sus competencias pasaron a diluirse en la nueva Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo y a dispersarse por otros departamentos sectoriales. Pero, ¿por qué resulta tan necesaria una consejería con estas características en nuestra comunidad autónoma?Miren, porque en una época en la que vamos saliendo lenta y dolorosamente de la crisis económica se necesita también un impulso político al tejido empresarial empezando, por ejemplo, por abordar sus prioridades y problemáticas de forma efectiva. Estas prioridades las presentaba el pasado mes de febrero el Presidente de la CEA en el documento “Prioridades empresariales para una nueva legislatura política en Andalucía”.El por qué de la existencia de estas necesidades puede fácilmente deducirse de la situación geoadministrativa de la competencia de la empresa, disuelta desde 2010 en una consejería de mil y una prioridades (Dirección General de Investigación, Tecnología y Empresa, dependiente de la Secretaría General de Universidades, Investigación y Tecnología de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo).El impulso político de la empresa es necesario y para llevarlo a cabo de forma efectiva no parece suficiente con la organización del Gobierno vigente en los últimos años, la empresa en Andalucía necesita de un impulso político, que se concrete en un Consejero o Consejera –al menos en un Director/a General- que cada mañana ponga toda su capacidad y habilidades en este empeño.