Ayuntamientos, petróleo y elecciones

Miércoles, 6 de mayo de 2015

Cuando aún estaba coleando la levantisca social y política que suscitó en Canarias y parte de la sociedad española las prospecciones petrolíferas, parece que el Tribunal Supremo vino a establecer orden en la algarabía competencial y política que tradicionalmente existe en España cuando se tratan ciertos asuntos.

El caso es que el Ayuntamiento de Cuartango (Álava) quiso someter a consulta popular que su planeamiento urbanístico recogiera como uso autorizado de un suelo el de la prospección de hidrocarburos, a lo que el gobierno de España se opuso.

Estando la discordia en el ámbito judicial, el Tribunal Supremo considera que “en contra de lo que defiende el Ayuntamiento recurrente, el uso de técnicas de prospección y extracción de hidrocarburos, que es sobre lo que versa la consulta pretendida, ni es competencia municipal ni se trata de un asunto que se circunscriba al ámbito local, requisitos exigidos por el artículo 71 de la Ley de Bases de Régimen Local”.

Se acercan elecciones municipales en las que oportunistas y tahúres de cualquier pelaje aprovecharán para aupar a un primer nivel pretendidas preocupaciones y necesidades ciudadanas que, o no son competencia de los Ayuntamientos o, simplemente, no existen. A los ciudadanos nos toca diferenciar, sabiamente, el grano de la paja.