Grecia y Europa o la cigarra y la hormiga

Miércoles, 6 de mayo de 2015

Que Grecia tiene en vilo a la economía europea en esta últimas semanas es un hecho al que parece que nos estamos acostumbrando. La situación económica en Grecia está afectando a la estabilidad de Europa, pudiendo frustar el impulso de la recuperación.

El problema griego es bien sabido: la gestión de su ingente deuda, fruto de una desgraciada gestión política, mejor dicho, de una ausente gestión política,durante décadas. Aquellos años de vino, rosas y engaños a sus socios estuvieron marcados por la descarada corrupción de sus líderes políticos, unas prácticas que calaron también en la población o, ¿quizás fue al contrario?…

En estas estábamos cuando no he podido evitar recordar aquella fábula de Esopo “La cigarra y la Hormiga”, en especial el pasaje en el que en el crudo frío del invierno la cigarra llama a la puerta de la hormiga para, casi sin fuerzas y muerta de hambre, suplicarle por un grano de trigo:

Te pagaré la deuda con sus intereses; — le dijo –antes de la cosecha, te doy mi palabra.

Mas la hormiga no es nada generosa, y este es su menor defecto. Y le preguntó a la cigarra: ¿Qué hacías tú cuando el tiempo era cálido y bello?

Cantaba noche y día libremente — respondió la despreocupada cigarra.

¿Con que cantabas? ¡Me gusta tu frescura! Pues entonces ponte ahora a bailar, amiga mía.