Justicia fue la palabra más repetida en Encuentro de "Entidades con Corazón"

Miércoles, 6 de mayo de 2015

Recogí el reconocimiento a Borbolla Abogados por su colaboración en "Entidades con Corazón"El pasado miércoles 11 de junio tuve la gran suerte de participar en el Encuentro de "Entidades con Corazón" de Cáritas Diocesana de Sevilla, en el acto reconocieron a 30 empresas sevillanas por su colaboración en el Proyecto "Entidades con Corazón" una evolución de "Empresas con Corazón", un innovador programa de colaboración desarrollado por Cáritas que ha ido aumentando apoyos en los últimos años, gracias a la sensibilidad de las empresas, fundaciones, clubes deportivos, asociaciones empresariales y otros agentes sociales de nuestro país hacia las actividades que realizan las entidades no lucrativas.Mariano Pérez de Ayala, director de Cáritas en Sevilla, afirmó que «vivimos un momento para generar esperanza», y por ello la institución que encabeza «no puede aparecer como la nueva Casandra, siempre anunciando calamidades, sino demostrar también que las cosas pueden cambiar». Fueron una treintena las Entidades con corazón a las que Pérez de Ayala mostró su gratitud, desde Leroy Merlin o Ayesa a Azulejos del Valle, Ábaco, Borbolla Abogados, DIA, Frío Calor Sevilla o Club Unesco, pasando por el Cuerpo Consular, el colegio de Abogados o el Colegio Oficial de Graduados Sociales, entre otros. «Nuestro trabajo no sería posible sin nuestros trabajadores, voluntarios, socios y donantes, algunos de los cuales aportan solo un euro al mes, pero tan importante como el que da más. pero no podemos olvidarnos del mundo de la empresa y los profesionales que, haciendo bien su trabajo, crean riqueza y empleo», afirmó. «Lo que hoy llamamos responsabilidad social corporativa ha existido toda la vida, porque siempre ha habido creadores de riqueza que comparten sus beneficios con aquellos que menos tienen», agregó.En nombre de los galardonados, el decano del Colegio de abogados, José Joaquín Gallardo, dio a su vez las gracias a Cáritas por atender «por desgracia, a cientos de miles de casos a diario», al tiempo que señaló que en tiempo de dificultades como el presente «no basta con colaborar, hay que saber hacerlo con una institución que garantice seriedad, solvencia, y que el destino de esos fondos será transparente y limpio. Por todo ello, Cáritas nos tranquiliza enormemente», dijo.Asimismo, recordó que el beato Spínola «era abogado y se dio cuenta de la imposibilidad de combatir tanta injusticia, pero supo que había que hacer algo por empezar a cambiar las cosas. Podemos llamarlo caridad, o algo tan sencillo como ser solidario con los demás».También recordó al beato Spínola el responsable de comunicación de Cáritas, Félix Quijada, evocando el modo en que «a comienzos del siglo XX se dedicaba a pedir los días de calor, como hoy, cuando no había aire acondicionado, para atender a las personas necesitadas», y apostilló: «La caridad sin justicia es mentira, pero una justicia sin caridad es insuficiente».