Blockchain, aspirante al trono

Martes, 20 de febrero de 2018

La historia de la humanidad está llena de hitos desde el descubrimiento del fuego. Todos los acontecimientos surgidos a lo largo de la historia han supuesto mejoras y avances para la sociedad. Cada generación ha vivido su particular momento histórico e incluso ha llevado a tener varios. Así, internet, considerado como uno de los mejores inventos, el que más facilidades ofrece a las personas, ve su trono en peligro.

Desde hace unos meses, en el mundo empresarial y de negocios, al igual que en la sociedad en general, se lleva escuchando el concepto blockchain. Una tecnología, que apareció de forma disimulada e introvertida en el año 2009 y que ha llegado para quedarse. Tiene intención de cambiar el mundo tal y como lo conocemos, incluso más de lo que lo hizo internet. Sus características, centradas en mejorar las transacciones entre usuarios sin necesidad de intermediarios, plantean una enorme revolución, no solo en la economía, si no en todo tipo de ámbitos. La idea de basarse en una validación distribuida por un conjunto de personas, de tal manera que todos confirmen que ese dato es correcto y así conseguir eliminar al intermediario, tiene con fin romper todos los parámetros actuales.

Está claro, que la tecnología blockchain es relativamente un fenómeno nuevo, aunque su inexperiencia no es un impedimento. Pues bien, en menos de una década ha conseguido hazañas que podían ser catalogadas como milagrosas. Ha conseguido resurgir de sus cenizas a la empresa fotográfica Kodak, que, tras una larga y prolongada enfermedad, producida por el virus de la fotografía digital y sus dificultades para adaptar su organismo a ello, logró dar con la solución al problema a través de un tratamiento basado en las criptomonedas y en las transacciones sin intermediario.

Así, la empresa fotográfica comunicó asociarse con Wenn Digital para crear un libro de contabilidad codificado con los derechos de autor de los fotógrafos, utilizando la tecnología blockchain. Kodak y Wenn plantean crear vínculos sólidos entre las imágenes y sus creadores para que los fotógrafos puedan controlar sus derechos de imágenes y fuentes de ingresos. Todo ello ha logrado que Kodak reviva y sus acciones se multipliquen por cuatro tras anunciar el lanzamiento de la criptomoneda KodakCoin.

Por eso, desde Mingorance Business Lawyer queremos ser partícipes de aquellos hechos que marcan un antes y un después en la historia. Pues todo aquello capaz de dejar huella y hacer temblar las posiciones tomadas actualmente tiene la capacidad de conseguir los objetivos marcados y mejorar la vida de la sociedad. Los cambios siempre traen consigo cosas buenas y si encima vienen en forma hitos históricos, como el fuego en su momento, esperemos que sea capaz de alumbrarnos y calentarnos en este largo camino por recorrer.