EL DERECHO DEL LENGUAJE O EN ROMÁN PALADINO

Miércoles, 17 de enero de 2018

Es sabido que ha muchas personas les resulta complejo entender o manejar el lenguaje judicial. Aunque su estilo es serio y formal, y les da credibilidad a quien los usa, se puede caer en la desconexión de la comunicación. Es decir, que mientras un jurista habla a alguien en términos judiciales, esta persona no entiende nada de lo que le está diciendo su interlocutor. Y se pone fin a la comunicación. Y una justicia incomunicada no es justicia.

Esta queja es recurrente entre los usuarios que necesitan ayuda judicial, y para ayudar a que esta comunicación sea más fluida, la RAE junto con el Consejo del Poder Judicial han llevado a cabo la escritura conjunta de unas obras que servirán de guía para entender mejor este lenguaje.

Con un Diccionario de Justicia ya en curso, con un futuro Diccionario Pan-hispánico de justicia y la reciente presentación del Libro de Estilo de la Justicia, esta trilogía aglutinará una llave para el mundo del lenguaje judicial. De la mano del miembro de la RAE y jurista Santiago Muñoz se ha llevado a cabo el Libro de Estilo de la Justicia, además de otros miembros de la RAE y del Tribunal Supremo.

Según Lesmes, presidente del Tribunal Supremo, pretende homogeneizar la producción jurídica escrita. Por lo que este libro será tanto una guía para los que trabajan en el mundo judicial, que les ayudará a actualizarse y a conocer el uso correcto de lo que hacen; como herramienta para la población que quiera manejar estos conocimientos, o simplemente entender mejor esos escritos que a veces parecen muy lejanos.


En Mingorance Business Lawyers apostamos por el uso de un lenguaje profesional y entendible, que mejore y facilite la comunicación entre el cliente, el despacho y la propia administración. No redactamos informes al peso, sino más como dice el dicho: “lo breve si bueno, dos veces bueno”.