Los bufetes en la era digital

Jueves, 6 de abril de 2017

A diario consultamos nuestras redes sociales innumerablemente. No solo mantenemos el contacto con las personas que tenemos agregadas a nuestra red, sino que también las usamos para informarnos de las últimas noticias. Hemos convertido nuestra página personal de facebook o twitter en nuestro medio de comunicación particular. Incluso si queremos algún servicio, ya sea una tienda de ropa o un restaurante, buscamos sus referencias en las redes sociales de estos. Entonces, ¿sería tan descabellado elegir abogado desde las redes sociales?

Las nuevas tecnologías han acaparado todos los sectores. Internet es la mayor herramienta a nuestro alcance para derribar barreras y obtener información rápida. Se ha facilitado el trabajo, sobre todo el relacionado con la comunicación. Ponerse en contacto con clientes, o que estos tengan fácil acceso a un portal donde puedan informarse del bufete. Todos estos avances se han incluido dentro del funcionamiento diario del despacho de abogados. Raro es que no posean una página web donde vuelcan información sobre ellos mismos, o que no puedas encontrarlos en las redes sociales con facilidad. Pero también es una gran herramienta que permite deshacerte del espacio físico, teniendo reuniones por videoconferencias, mandar documentos mediante un e-mail…Así aunque no estén físicamente en el despacho, se puede mantener una relación profesional y cercana con el cliente.

Para facilitar esta comunicación, podrá encontrar a Mingorance Business Lawyers tanto en Facebook, Twitter o Linkedin. Además de nuestra página web donde se facilita nuestras redes sociales, portales con noticias y artículos. Pero además, desde Mingorance Business Lawyers estamos inmersos en asumir la digitalización en toda su actuación profesional. Vamos más allá de un usuario que usa las redes sociales como medio de comunicación, nuestra actividad se adapta al proceso digital: a la innovación, a las nuevas formas de gestión o a las nuevas relaciones con los clientes. El cliente es el centro de actuación del bufete, y como ellos se han vuelto más exigentes, nosotros damos respuestas siendo más exigentes.